Dar Souran

Nuestra historia

backslide5

La casa de huéspedes Dar Souran es una antigua demora situada en la medina de Tánger, la zona pintoresca y animada de la ciudad. Construida en 1898, pertenecía inicialmente a la familia Bakkali. En 2010, al cabo de múltiples estancias en Tánger, Paul Carrassou, cautivado por ésta demora decidió dejar su originaria región de los Pirineos Atlánticos en Francia, para adquirirla y renovarla, y asi llevar a cabo el proyecto de fundar una casa de huéspedes donde acoger a viajeros que, como a él, les gusta descubrir el mundo, les fascina Marruecos y en particular, una ciudad tan mítica como Tánger.

Apasionado por los viajes, las nuevas experiecias y las tradiciones ancestrales, Paul ha seleccionado lo mejor de Marruecos, de la destreza de sus artesanos, de sus cuidados tradicionales… para ofrecerlo a sus huéspedes. El riad es una casa de huéspedes de lujo, un lugar donde renovarse y pasar un momento excepcional solos o en nuestra compañía.

Durante su alojamiento en un cuarto de huéspedes en el riad Dar Souran en Tánger podrá conocer a Laurent, el hijo de Paul, un joven dinámico y moderno, que se ocupa de hacerles sentir privilegiados y sobre todo, que se vayan con ganas de volver a este pequeño palacio oriental.
La bienvenida de los dueños del riad, su cautivadora sonrisa y su saber vivir, son un excelente preludio para descubrir un curioso lugar, que incita a ser admirado y observado detalladamente.